A través de este artículo, queremos dar a conocer más a fondo, no solo una de nuestras bombillas LED para farola, sino otras bombillas existentes en el mercado que han intentado copiar el diseño de nuestra bombilla AS de LED ®, pero con notables deficiencias que, a buen seguro, generarán importantes fallos en el producto. Nuestra bombilla con driver interno ha ido evolucionando de una manera vertiginosa con el fin de conseguir un producto final de máxima garantía para el consumidor.

Evolución de nuestra bombilla LED para farola con driver interno

La primera versión de nuestra bombilla LED para farola, pasaba todos los test exigidos en normativa referente a calidad, material, compatibilidad electromagnética y seguridad. Sin embargo, al realizar los ensayos de compatibilidad con algunos modelos específicos de luminarias, descubrimos que se alcanzaban temperaturas que, a medio plazo, precipitarían el fallo de la lámpara por exceso de temperatura en la electrónica, por lo que decidimos redimensionar algunas magnitudes eléctricas y cambiar algunos elementos metálicos por otros con mejores propiedades aislantes. Tras esa acción, nuestra nueva serie de fabricación superó satisfactoriamente el test del punto “Tc”, siendo esta una prueba rutinaria de laboratorio que traza una comparativa entre la temperatura a la que se encuentra la electrónica cuando la lámpara está a temperatura ambiente y a la que trabaja cuando se encuentra confinada dentro de una luminaria con IP. Dichos ensayos fueron realizados a través del ITACA.

Nuestra bombilla inicial integraba las series de LEDs unidas por cables a un anillo central, suponiendo un problema de cara al mantenimiento y posible reparación de la lámpara, ya que para cambiar cualquier tira se necesitaba retirar el anillo distribuidor, lo que implicaba soltar 24 puntos de soldadura. Nuestras actual serie de fabricación incluyen una pista impresa distribuidora que lleva al mínimo los puntos soldados, asegurando un bajo tiempo y coste de reparación, en caso de que fuera necesario.

Algunas de nuestras bombillas se han reducido en tamaño, logrando que su instalación pueda efectuarse en luminarias más pequeñas. Para luminarias puntuales, hemos desarrollado la gama de bombillas con driver externo, de tamaño mucho más reducido y más ligeras en peso, cambios que hacen de esta nueva lámpara un modelo más versátil y adaptable.

Rediseñamos la estructura del disipador para dar más fluidez a la salida de humedad y evitar así la entrada de cuerpos extraños e insectos.

El número de LEDs en nuestras nuevas series de fabricación, por bombilla se ha aumentado, reduciendo así la corriente en cada LED, aumentando su eficiencia, quedando de la siguiente manera:

  • Modelo 27W: 90 LEDs en lugar de 81 LEDs
  • Modelo 36W: 117 LEDs en lugar de 108 LEDs
  • Modelo 45W: 144 LEDs en lugar de 135 LEDs

Cabe destacar que estas modificaciones que nos han permitido ir depurando nuestro producto son fruto de ensayos, estudios y pruebas que hemos ideado, integrando las sugerencias de nuestros clientes, el trabajo de nuestro departamento de I+D y de los servicios contratados a laboratorios independientes. Además, el producto final obtenido nos permite diferenciarnos de otras bombillas similares en aspecto, existentes en el mercado, pero con grandes diferencias técnicas como mostraremos a continuación: