Siempre es complicado ser el “más” en algún aspecto. Siempre hay alguien más grande, o más pequeño, o más fuerte, o más acaudalado que tú. Emperador es un municipio de L’Horta Nord de Valencia, que puede presumir de ser el pueblo más pequeño de España, lo cual no es fácil, ya que en España hay un total de 8116 municipios.

Emperador limita solamente con otro municipio, Museros, y se encuentra dentro de los límites territoriales del mismo. Ello condujo a que en 1978 se anexionara a Museros, y tras largas disputas en los tribunales, los venteros (su gentilicio) lograran recuperar su entidad municipal.

Emperador es uno de los municipios que se ha sumado al Plan de Ahorro Energético promovido por la Diputación de Valencia, y a pesar de que tiene muy pocas calles, solo dos de ellas no están todavía iluminadas con nuestras lámparas LED AS de LED ®.

El municipio está dividido por la Antigua Carretera de Barcelona que atraviesa L’Horta Nord, y justamente es ese punto el que nos permite hacer una comparativa entre el rendimiento cromático de las lámparas LED – CRI (izquierda) y la antigua tecnología de vapor de sodio de alta presión – VSAP:

Encontramos otra comparativa interesante en la C/18 de Marzo: En la primera imagen, la iluminación está constituida por lámparas de VSAP de 250W, y tiñen de un monocromático amarillento todas las fachadas coches y plantas. En la siguiente imagen, en la misma calle, pero a otra altura, vemos como con solo 45W, las lámparas LED de nuestra marca AS de LED ®, permiten que apreciemos las tonalidades con mucha naturalidad. Las arcas municipales se beneficiarán de importantes ahorros en la factura eléctrica:

En el centro del municipio hay una extensa zona de recreo para los vecinos, la Casa de la Cultura y el Ayuntamiento. Toda esa zona se encuentra ya iluminada con lámparas LED, con una tonalidad de luz blanco neutro – 4000K, de nuestro modelo de bombilla LED para farola de 45W (BF45SKIGH) para las luminarias Fernandina y bombillas LED de 27W (BF27SKIGH) para las luminarias tipo globo.

Para finalizar, visitamos la Ermita del pueblo, que data del siglo XVIII y está ubicada en plena carretera antigua de Barcelona, la cual también se encuentra ya iluminada con tecnología LED, permitiendo así ver la totalidad de sus colores en plena noche.