Somos muchas las empresas que nos dedicamos a la fabricación y comercialización de productos de iluminación LED, pero no la totalidad de ellas ofrecen información precisa y detallada sobre los componentes utilizados en la fabricación de los productos. Posiblemente, conocer el tipo y marca del LED sea el factor a tener más en cuenta, puesto que ello nos determinará en gran parte la calidad del producto y su vida útil real.

Para ello, la manera más exacta de conocerlo es con una gráfica como la que mostramos a continuación, proporcionada por el propio fabricante (en nuestro caso Samsung LED), relacionada con la vida útil esperada en base a información sobre corrientes:

Tal y como se muestra en esta gráfica, a mayor corriente (menor número de LEDs), se producen temperaturas más altas y, con ello, se acorta la vida del LED.

Nuestras bombillas LED para farola AS de LED ®, aumentan la potencia añadiendo LEDs, no añadiendo mayor corriente por LED, por lo que la corriente 100mA se mantiene en todos nuestros modelos. Con ello, y en base a lo analizado en bombillas de otros fabricantes/proveedores, cuando se trabaja con corrientes mayores la vida del LED decrece rápidamente. En nuestro caso, si tan solo se aumentada la corriente a 150mA (en lugar de 100mA), a 70ºC el  LED pasaría de durar más de 60.000 horas a la mitad, 30.000 horas.

Con este artículo queremos invitar a todos los interesados en adquirir productos de iluminación LED a que soliciten datos técnicos reales, detallados y proporcionados por los fabricantes de LED, para conocer que producto se está adquiriendo y cuales son sus cualidades reales.